Image Alt
/ Mensajes / LECCION 19 PERSEVERE

LECCION 19 PERSEVERE

Recuerde: Escriba una copia de la rutina de oración que usted hizo y construya su vida de oración

alrededor de esa rutina. ¿La puede empezar a seguir hoy?

Mientras nosotros nos acercamos a la culminación de este Reinicio de oración, yo quiero enfatizar el rol tan crucial de la perseverancia en la oración. La perseverancia es esencial si nosotros deseamos alcanzar la realidad gloriosa que Pablo describió de orar sin cesar. (1 Tesalonicenses 5:17).

Yo puedo ser tentado a ver este Reinicio como un experimento o un ensayo, es decir “Si obtengo algo bueno, entonces continuaré”. Pero eso es como plantar un grano de maíz y decir “Si obtengo una cosecha de maíz en los días, yo plantaré más.

Pueden pasar días o semanas, antes de que nosotros empecemos a cosechar los beneficios de las semillas que hemos sembrado en la oración. Pero permita que la palabra de Dios le de combustible a su expectativa – si usted siembra, indudablemente usted cosechará—:

ORE. Pida al Señor por una gracia duradera para el tiempo de siembra, energía y fe en su vida secreta de oración.

La seguridad de que la cosecha sigue a la siembra se encuentra en muchos pasajes en la Escritura. Acá está uno de mis favoritos:

Nosotros estamos seguros de que cuando sembramos para el Espíritu, cosecharemos del Espíritu. Si sembramos para el lugar secreto nosotros eventualmente cosecharemos del lugar secreto. Es imposible continuar sembrando para el Espíritu sin finalmente cosechar auténtica fortaleza espiritual. Permítame decir lo mismo en dos formas.

— Siembre tiempo en la meditación de la Palabra y usted cosechara revelación de la Palabra.

“Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.” (Salmo 126:5-6)

“Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.” (Gálatas 6:8)

— Siembre un esfuerzo dado por gracia, en su vida de oración y usted cosechará la satisfacción de una vida de oración emocionante.

Perseverancia es la clave. Perseverar diariamente en oración es la forma en que la vida de oración es establecida. ¡Estos días de Reinicio están hechos para ayudarle a usted a descubrir que, a través de la fortaleza de Cristo, usted lo puede hacer!

Considere esta poderosa palabra de Cristo:

Paciencia aquí significa perseverancia. Perseverancia es la forma en la que nos aferramos firmemente a nuestro destino eterno con Dios.

Pura fuerza de voluntad o inspiración, puede llevar nuestra vida devocional por 20 días, pero solamente la perseverancia motivada por El Espíritu nos llevara por un tiempo largo.

ORE. Clame por gracia y poder para perseverar en la oración. Permita que esto salga de las profundidades de su alma.

Tome tiempo para escuchar. ¿Está el Espíritu Santo guiándole a continuar la oración diaria, después de este Reinicio? ¿Quiere extender usted la promesa que hizo en el Día Dos de este Reinicio?

Si desea, usted está invitado a hacer su promesa aquí.
MI Promesa de Perseverancia, para Dios

Yo me comprometo, por la Gracia de Dios, a pasar al menos 20 minutos al día en el lugar secreto con Jesús, por los siguientes _____________. (Llene en el espacio la cantidad de tiempo que usted se quiere comprometer, por ejemplo, seis meses o tres años o el período de tiempo que usted desee.)

Signature ____________________ Date _______________________

Que El Señor honre su siembra con una gran cosecha espiritual. Que Sus amores deleiten y satisfagan su alma, continuamente. Que por Su gracia usted descubra las esferas de intimidad con Jesús que sólo la oración perseverante puede alcanzar.

¡Usted tendrá un día bendecido morando en Su amor!