Skip links

TRANSFORMADOS EN MI SALUD FINANCIERA PARTE II

Den, y recibirán. Lo que den a otros les será devuelto por completo: apretado, sacudido para que haya lugar para más, desbordante y derramado sobre el regazo. La cantidad que den determinará la cantidad que recibirán a cambio.

Lucas 6:38 NTV

4. Debo ahorar e invertir para el futuro.

El hombre sabio ahorra para el futuro, pero el hombre necio gasta todo lo que recibe.  PROVERBIOS 21:20 (PARÁFRASIS)

Los Japoneses ahorran 25% de sus ingresos.

El Europeo promedio ahorra el 8% de sus ingresos.

El Americano promedio gasto el 2017, el 1% mas de sus ingresos.

Lo que fácilmente se gana, fácilmente se acaba; ahorra a poco, y un día serás rico.  PROVERBIOS 13:11 (TLA)

Arregla tus negocios en la calle y realiza tus tareas en el campo, y luego podrás construir tu casa.  PROVERBIOS 24:27 (DHH)

5. Debo establecer un Plan de Pagos para poder salir de mis deudas.

No niegue el pago de sus deudas.  PROVERBIOS 3:27 (PARÁFRASIS)

No tengan deudas pendientes con nadie. ROMANOS 13:8 (NVI)

6. Debo hacer un  presupuesto para mis gastos.

Los planes cuidadosos tienen éxito; los que se hacen de afán llevan al fracaso.  PROVERBIOS 21:5 (PDT)

Los necios gastan todo lo que consiguen.  PROVERBIOS 21:20 (NTV)

7. Debo disfrutar lo que tengo.

Debo estar contento con lo que tengo.

La piedad es una gran ganancia, cuando va acompañada de contentamiento.  1 TIMOTEO 6:6 (RVC)

Es mejor ser feliz con lo que se tiene que querer siempre tener más y más.  ECLESIASTES 6:9 (PDT)

Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho:  “Nunca te dejaré; jamás te abandonaré.”  HEBREOS 13:5 (NVI)

“No se preocupen… Su Padre celestial ya conoce todas sus necesidades. Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten.”  MATEO 6:31-33 (NTV)

Tienes que decidir si vas a confiar en Dios o en ti mismo con respecto a tus finanzas. ¿Vas a hacerlo a tu manera o vas a hacerlo a la manera de Dios?

Nunca dejes de diezmar, el diezmo es la clave para una apertura de la Bendicion. Malaquias 3:10-11

Return to top of page