LA ORACIÓN DEBE SER TU PRIMERA OPCIÓN, : NO TU ÚLTIMO RECURSO

 

En Lucas 11, la Biblia nos cuenta sobre el momento cuando los discípulos vinieron a Jesús con una petición específica. “Señor, enséñanos a orar”. ¿Por qué, de todas las cosas que podrían haber pedido a Jesús, ¿le piden acerca de la oración? ¿Podría ser que vieron los beneficios de la oración en su vida y querían cultivar la oración por ellos mismos? Es interesante que los discípulos hayan visto siempre a Jesús predicar los más grandiosos sermones, realizar milagros, sanar a los enfermos, resucitar a los muertos y hacer todo tipo de otras cosas sorprendentes, pero Lucas decide enfocarse en su petición de instrucciones sobre cómo orar. Se dieron cuenta de que la oración era una parte fundamental de la relación de Jesús con el Padre. Jesús les mostró la necesidad de mantener una conexión constante con Dios. Es el alimento espiritual que tú también necesitas cada día.

JESÚS ENSEÑÓ A SUS DISCÍPULOS QUE LA ORACIÓN ERA CLAVE PARA VIVIR UNA VIDA EXTRAORDINARIA

Así que la oración es esencial para vivir una vida extraordinaria. Si queremos cumplir con nuestro único propósito en la vida, debemos mantener una íntima conexión con Dios.

SÉ TÚ MISMO CON DIOS

“Cuando ores, no parlotees de manera interminable como hacen los seguidores de otras religiones. Piensan que sus oraciones recibirán respuesta solo por repetir las mismas palabras una y otra vez. No seas como ellos, porque tu Padre sabe exactamente lo que necesitas, incluso antes de que se lo pidas.” MATEO 6:7-8 NTV

A menudo damos por hecho la oración, olvidando que es un regalo milagroso de Dios. Podemos hablar con el Creador del universo en cualquier momento y él no sólo escuchará nuestras oraciones, sino que él las responderá de una manera profunda y personal en nuestras vidas. Dios te creó, por tanto cuando ores, él quiere que seas realmente tú. Ser auténtico cuando hablas con Dios, es una manera de adorarlo como tu Creador.

LA ORACIÓN ES UNA CONVERSACIÓN CON DIOS

cuando hemos hecho un lío de cosas. No es un tira y afloja donde negociamos con Dios o intentamos manipularle para que haga lo que o queremos. Las personas tienen muchos conceptos erróneos sobre la oración, por lo que es importante entender que Dios creó la oración con un propósito. Y el propósito de la oración puede resumirse en cuatro maneras.

1. LA ORACIÓN ES UNA FORMA DE DECIRLE A DIOS QUE ESTAMOS RENDIDOS A ÉL


La oración nos enseña a ser dependientes de Dios. Aprendemos a reconocer que necesitamos su ayuda y confiamos que siempre cuidará de nuestros intereses. De hecho, una de nuestras mayores barreras para una vida próspera de oración, es nuestra tendencia hacia la independencia. Creemos que podemos hac- er todo nosotros mismos, pero la oración es el camino para rendirnos a Dios. Nos ayuda a ser honestos con Dios, a admitir que no podemos vivir sin su poder y presencia. La oración muestra nuestra dependencia.

¿Cómo clasificas tu estado de Buscamos al dador, no el regalo. La dependencia en Dios?, ¿tiendes a confiar oración no es una varita mágica que en tus propias capacidades para superar nos lleva a lo que queremos. No es las dificultades y situaciones (0)? o ¿te un paquete de primeros auxilios diriges a Dios y admites que necesitas su que soluciona nuestros problemas ayuda (10)? Haz un círculo en el número cuando hemos sido lastimados o que mejor refleje tu respuesta hoy.

Go give it a try, you may discover things WordPress can already add into your posts that you didn’t know about. Here’s a short list of what you can currently find there:

2. LA ORACIÓN ES LA MANERA, DE COMUNICARNOS CON DIOS


Si quieres comprender la voluntad de Dios en tu vida, entonces ten conversaciones con él. Si quieres aprender más sobre su carácter, entonces habla con él.

Si deseas desarrollar mayor Fe, dile a Dios acerca de tus circunstancias y observa cómo él responde tus oraciones.

En su forma más básica, la oración es la manera cómo nos comunicamos con Dios. ¿No es asombroso que tienes una invitación 24/7 para hablar con tu creador? Dios cuida de ti y te ama.

Él está interesado en todo acerca de ti.

¿Qué opinas acerca de la verdad de que Dios disfruta pasar tiempo hablando contigo?, ¿cómo podría cambiar tu relación con Dios, si te comunicas más regularmente con él? Escribe o dibuja tu respuesta.

3. LA ORACIÓN ES UNA FORMA DE DECIRLE A DIOS LO QUE NECESITAMOS


La oración es la manera en que le decimos a Dios las cosas que necesitamos, lo qué nos preocupa y las circunstancias de nuestras vidas. La Biblia dice que Dios contestará nuestras oraciones — proveyendo para nuestras necesidades y abriendo puertas que nos pueden parecer que están cerradas.

Dios te ama y quiere escuchar todo de tu vida. Él está interesado en algo más que tus necesidades; él quiere que le hables de tus deseos. Cuéntale a Dios sobre las cosas que más te apasionan: las cosas que realmente te interesan, las situaciones que te preocupan.

“Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá.” MATE0 7:7 (NVI)

Encuentra un lugar privado donde puedas estar tranquilo delante de Dios, sin interrupciones (sí, apaga tus dispositivos móviles) y comparte con Dios lo que está en tu corazón. ME» leo te detengas. Y luego espera pacientemente su respuesta.

Cumplirá el deseo de los que le temen. SALMOS 145:(LBLA)

4. LA ORACIÓN ES UNA FORMA DE COOPERAR CON EL PLAN DE DIOS


El diseño de Dios es que podamos cooperar con su plan, orando para que su voluntad sea hecha aquí en la tierra. Cuando tienes una actitud de cooperación, vas a escuchar a Dios.

La oración es la manera en que Dios nos ayuda a desactivar el ruido y sintonizar su programa. En la oración, estamos haciendo equipo con Dios para llevar a cabo su trabajo en el mundo. Parte de la fuerza que Dios te da para “hacer todas las cosas a través de él”, es la capacidad de optar por hacer su voluntad, incluso antes de que entiendas la implicación completa de lo que eso significa. Él comenzará a desarrollar dentro de ti más y más el “deseo” para hacer su voluntad.

Piensa en un momento en que hiciste algo en cooperación con otros. ¿Cómo el esfuerzo cooperativo mejoró el resultado? Ahora, aplica el mismo principio para asociarte con Dios en oración. Escribe una oración a Dios que refleje tu espíritu de cooperación.

Pido también que les sean iluminados los ojos del corazón para que sepan a qué esperanza él los ha lla- mado, cuál es la riqueza (le sugloriosa herencia entre los santos. EFES1OS 1:18 NVI

La oración no está limitada por el espacio o el tiempo. La oración abre la puerta al poder ilimitado de Dios. Las personas pueden rechazar tu apelación, pueden rechazar tus argumentos o rechazarte como persona, pero están totalmente indefensos contra tus oraciones. No tienen ningún sistema de defensa porque las oraciones van directamente de tu corazón, a las manos de Dios. Como un río, Dios puede cambiar el curso de la historia a través de la oración.

El corazón del rey es como un arroyo dirigido por el Señor, quien lo guía por donde él quiere. PROVERBIOS 21:1 (NTV)